Tras el shock y colapso inicial que vivimos ayer… Algunos lo vimos venir un poco antes, sobre todo si, como nosotros en Grass Roots, una parte de tu negocio son eventos y formación que han ido cayendo cual castillo de naipes en las semanas previas.

Ha llegado el momento de actuar y me alegra ver cómo minuto a minuto aparecen iniciativas privadas para superar esta crisis.

Desde la adorable @lavecinarubia sensibilizando sobre la necesidad de reducir nuestra vida social y conectando a estudiantes con familias para atender a los más pequeños, hasta compañías, como @vodafone y @microsoft que facilitan el teletrabajo ofreciendo gratis sus servicios.

Sin duda, esta crisis pone en evidencia la realidad de cada uno en lo que a Transformación Digital se refiere. Son muchas las empresas y centros educativos que de la noche a la mañana han demostrado su capacidad para seguir operando en el nuevo escenario, pero desgraciadamente, no la mayoría.

Ahora bien, como destaco en el libro The HUMAN Brand, una vez más, no será suficiente con ser los más competentes, en tecnología, procesos y herramientas, si no sacamos nuestro lado más humano: la calidez, entendida como honestidad, confianza, transparencia e interés por los otros. Sólo empleados comprometidos sacarán adelante el negocio.

Y desde las empresas, pequeñas y grandes, tenemos el poder y el deber de #FrenarLaCurva y, por eso, me gustaría compartir con vosotros algunas claves para ser más HUMANOS:

  • Haz lo correcto. Colabora con las autoridades siguiendo sus recomendaciones y, si puedes, da un paso más.
  • No olvides tus valores y utilízalos cómo guía para redefinir tu estrategia sin olvidar tu propósito.
  • Conecta con tus empleados.
    • Promueve de forma activa el cumplimiento de las medidas adoptadas.
    • Habilita canales de comunicación formal e informal para que compartan estén donde estén.
    • Reconoce su trabajo, que sientan que nos importan, son nuestro principal activo para sacar adelante el negocio.
  • Comunica a tus clientes. Por suerte hoy contamos con muchísimos medios. Comparte las medidas adoptadas, anticipa los problemas que puedan surgir, genera alternativas para cubrir sus necesidades. Se honesto.
  • Mira a largo plazo. Crear relaciones duraderas con nuestros clientes es nuestro objetivo, pero nos aprieta el corto plazo y la tentación de aplicar penalizaciones… valora la conveniencia y se flexible. La clave es fidelizar.
  • El “CEO como portavoz”. ¿Quién mejor para dar la cara? En este momento, defender la cuenta de resultados requiere líderes transparentes, genuinos y accesibles, siguiendo el ejemplo, entre otros de @JuanRoig de @Mercadona y @KikeSarasola de @Room Mate (que ya se mencionan en el libro).
  • Y, si eres de los afortunados a los que esta crisis le ha beneficiado, ¡Enhorabuena! piensa cómo devolver el “favor” y contribuir en el futuro.

 

Pero no sólo desde las empresas, sino todos y cada uno debemos contribuir:

  • Cumpliendo nuestra responsabilidad individual en horario laboral y fuera de él.
  • Demostrando que somos responsables utilizando eficientemente el teletrabajo, así conseguiremos que estas buenas prácticas queden implantadas.
  • Centrándonos en el cliente, en sus tiempos, sus dificultades y sus necesidades.
  • Innovando y aportando para minimizar el impacto y aprovechar el “parón” al que nos han sometido para mejorar nuestro desempeño.
  • Estar preparados y motivados para cuando toque la remontada.
  • Actuar desde la buena voluntad.

Con estos consejos solo pretendemos crear grandes historias para no pasar a la historia. Como en todos los casos que se recogen en el libro “The HUMAN Brand” las empresas que son cálidas y competentes son las que generan admiración y lealtad y, sin duda, superan mejor las crisis.

Dicho esto, acabo de leer que “los taxistas de Madrid trasladaran de forma voluntaria y gratuita a los médicos”, ¿Y tú, cómo vas a contribuir en esta historia?

The HUMAN Brand: tenemos el poder y el deber de #FrenarLaCurva
4.7 (93.85%) 13 vote[s]
Comparte: