THE SHOW MUST GO ON

Objetivo: Dar a conocer las grandes tendencias del mercado, la estrategia de la compañía y las últimas herramientas de cara a 2019.

Descripción: Música e innovación fueron los protagonistas de “The Show Must Go On”, la convención de Bosch Car Service que tuvo lugar el pasado 23 de noviembre en el Madrid Marriott Auditorium.

En el encuentro, que reunió a los talleres de España y Portugal, se subieron al escenario los principales responsables de BOSCH y del área de BOSCH CAR SERVICE, para compartir con los asistentes las principales innovaciones de la marca. La conectividad y el posicionamiento del cliente en el centro, fueron los ejes de una convención, que, homenajeando a Queen, se llamó THE SHOW MUST GO ON, porque el futuro, y el presente de la marca pasan necesariamente por estar ON.

El grupo Music has No Limits participó en el evento, no solo como animadores, sino también como parte vertebradora del discurso. Su papel fue especialmente importante en el momento en el que Sinforiano Gallo, Director de Marketing  Automotive Aftermarket España y Portugal y Miguel Ángel Gabilanes, Responsable Marketing Canal Automotive Aftermarket España y Portugal tomaron la palabra para contar el modo en el que las diferentes herramientas que se iban a presentar durante la jornada formaban parte del ciclo de vida del cliente.

En ese momento, la enorme pantalla central de 9 por 4 metros era ocupada por un Customer Journey totalmente generado en 3D, en el que cada vez que se presentaba una herramienta se presentaba un músico aparecía en escena para acompañarlo con un solo de sus instrumentos. Guitarra, piano, bajo, batería… el gran golpe de efecto se producía cuando después de escuchar todos los instrumentos de forma individual se unían para tocar juntos la misma melodía. La idea era demostrar que, justos, tocando todos la misma canción sonamos más y mejor. Un escenario digno de un concierto de rock. Sabiendo desde el comienzo del proyecto que la música iba a ser uno de los elementos estrella del evento, la idea de hacerlo parecer un gran concierto de rock y eso pasaba por la creación de un escenario realmente espectacular, digno del mejor espectáculo musical. Tres pantallas led, un potente equipo de sonido, un sistema de pulseras interactivas para el público igual que el usado por Coldplay en su última gira que ayudaba a los asistentes a seguir y participar en el show y mucho más. Por ejemplo, a la hora de registrarse los asistente podían elegir su grupo favorito de música. Con las respuestas que obtuvimos elaboramos una playlist y cada uno recibió una camiseta de su grupo favorito. El ambiente de concierto estaba asegurado.

Resultado: Durante las más de 3 horas que duró el evento, los cerca de 1.000 asistentes pudieron conocer de primera mano las nuevas herramientas que la marca les ofrece, en un espectáculo dinámico, en el que la música de Music Has No Limits sirvió de hilo conductor.

Valora este post
Comparte: