El amor a la marca (y el trabajo bien hecho) pueden con todo.

El amor a la marca (y el trabajo bien hecho) pueden con todo.

Llámalo amor, llámalo lealtad o llámalo engagement, lo importante es saber que si lo haces bien, y creas un vínculo con tus empleados y clientes todo será más fácil. Y no sólo estamos hablando de vender más, o de tener empleados más comprometidos con la marca, estamos hablando de temas un poco más delicados como solventar una crisis cuando las cosas se tuercen.

No queremos ponernos alarmistas, pero casi todas las compañías en algún momento han pasado por una crisis. Esos lanzamientos que se acaban retrasando, esos productos que no son lo que el público esperaba, o casos aún más dramáticos que todos tenemos en la cabeza. Son esos casos que durante semanas llenan nuestros feeds de twitter y de los que todo el mundo parece tener algo que decir.

Cuando algo así sucede lo importante es mantener la calma y ser honesto, y sobre todo actuar. No es que la gente esté dispuesta a perdonarlo todo, pero si tienes un historial de éxitos que te avale, si sabes reaccionar a tiempo y si das una respuesta ágil, la gente lo entenderá y perdonará lo sucedido antes de lo que piensas. ¿Sabes por qué? Porque las marcas también son humanas, o deberían serlo y tienen derecho a equivocarse.

Las marcas también son humanas.

Ya no vamos a hablar más de errores de compañías, ni de gestión de crisis, esa no es la intención de este artículo. De lo que queremos hablar hoy es de cómo lograr que esas situaciones no afecten a tu marca, de lo que tienes que hacer para aprovechar la oportunidad de que tus clientes y empleados se conviertan en fans de tu marca. Y de que, igual que pasaría con un buen amigo, esos errores no afecten a vuestra relación.

Y solo hay manera de lograrlo, trabaja duro y gestiona tu compañía de una manera más humana.

Si todavía no has oído hablar de HUMAN Brand éste es un buen momento. HUMAN Brand nos dice es que los mismos mecanismos que usamos para evaluar a las personas, aplican en las marcas. De hecho, en el libro The HUMAN Brand se menciona que las caras fueron los primeros logos, por lo que podemos decir que humanizamos las marcas.

¿Y eso qué significa? Resumiendo y quedándonos con la esencia de HUMAN Brand esto implica que como marca deberías mostrarte cálido y competente. ¿Cálido y competente? Sí, cercano y capaz. Hoy en día todas las marcas del mercado son competentes si no, no estarían ahí. Pero eso no basta, tienen que sentir que tu marca es accesible, que es como ese amigo que siempre te demuestra lo mucho que le importas, que se preocupa por ti, que sabes que te va a echar una mano y que tiene la solución correcta a tu problema, una solución justa y honesta.

No me quieras mucho, quiéreme bien.

Ahora que ya conoces la receta para convertirte en una HUMAN Brand y que tus clientes y empleados sean tus amigos, tus fans, solo te queda ponerla en marcha.

Pero antes, un último consejo, bueno en realidad dos. Si necesitas ayuda en el proceso de convertir a tu marca en toda una HUMAN Brand confía en especialistas, cálidos y competentes, que puedan acompañarte en el proceso. Así el éxito estará asegurado.

Y el segundo consejo, aplica el sentido común. ¿Cómo es tu mejor amigo? ¿Es ese que te manda audios de 2 minutos y comenta a los 5 segundos cada una de tus actualizaciones en redes sociales? ¿O se parece más a esa persona a la que puedes llamar solo porque necesitas chalar y estás de bajón?

Seguramente se parezca más al segundo. Pues como marca debería comportarse así, demostrar que tiene interés por sus clientes.

Asegúrate de que tus clientes y empleados sepan que estás ahí siempre para ellos, pero no de una manera intrusiva. Y deja que sean tus actos los que les hagan ver que tienes la solución que necesitan. Pero sin agobiarles, simplemente muéstrate siempre dispuesto a escucharles y ayudarles, pero de manera sutil. Si no pensarán que está ahí solo para venderles y no para mejorar sus vidas, y esa diferencia crea satisfacción, fidelidad y prescripción.

En resumen, no les quieras mucho, quiéreles bien y ellos te querrán igual.

Si quieres conocer un caso de éxito que demuestra que esto existe y funciona, te invitamos a nuestro OpenSpace el próximo Jueves 7 de Marzo de 2019 de la mano de la NBA en España.

¡No pierdas la oportunidad de conocer la experiencia de fidelización más relevante de la NBA, fuera de Estados Unidos!

 

Comparte:
El intraempredimiento como marca registrada

El intraempredimiento como marca registrada

El mes de enero es el mes de la ilusión, el único mes del año en el que todos partimos desde la casilla de salida. Aunque el cambio de calendario nos da algún disgusto, como el frío polar, la cuesta de enero, pagar los excesos o recordar lo cara que es una nueva agenda, nos brinda la oportunidad de cambiar nuestras rutinas, de reinventarnos, de ser mejores en nuestro desempeño, de emprender y dar forma a esa idea que ha permanecido meses hibernando en tu cabeza, una idea que no solo puede cambiarte a ti, sino que puede llegar a ser el punto de inflexión que tu empresa necesita para seguir siendo competitiva en el mercado actual. Enero y Febrero son los meses de los valientes, es el momento de dar ese paso hacia delante y demostrar que TÚ eres de esas personas que consigue que las cosas pasen. ¿Estás preparado para liarla?

De emprendedor a intraemprendedor

Lo único bueno que tienen las crisis es que te obligan a reinventarte. Desde hace unos años, muchos especialistas del sector defienden que nos encontramos en la era del emprendimiento, tiempo en el que las ideas fluyen, y en el que cualquier persona con una buena idea, puede hacer cambiar un mercado que se mantuvo inamovible durante décadas.

Pero los cambios no solo han afectado al mercado, sino que dentro de las propias empresas la filosofía interna ha ido mutando hasta colocar en el centro de todo al propio empleado, permitiendo que la información interna fluya de manera bidireccional con la dirección, trabajando por mejorar su experiencia de empleado y cuidando al máximo ese talento cada vez más difícil de encontrar.

La suma de todos estos factores ha provocado que llevemos tiempo escuchando hablar de otro término que dentro de las empresas ha cobrado mucha fuerza, estamos hablando del intraemprendimiento, pero, ¿sabes realmente lo que significa?

El intraemprendimiento como estrategia interna

Si el emprendimiento se desarrolla a nivel individual, partiendo en muchas ocasiones de cero, el intraempredimiento, por el contrario, se desarrolla estratégicamente en todos los niveles de la empresa, contando para ello con los recursos y apoyos de la compañía.

El intraemprendimiento ha surgido como una consecuencia natural de la nueva transformación clutural de las empresas. Permitir una mayor comunicación interna a todos los niveles, preocuparse por la formación de sus empleados y potenciar el talento, provoca que dentro de tus empresas se estén gestando menos perfiles profesionales que disfruten para que fluya sin control una ciclogénesis explosiva que cuestione el Status Quo y encontrar respuestas a sus ideas.

¿Cómo podemos potenciarlo?

No hace falta que te recordemos lo importante que es cuidar el talento. Seguro que, si ahora mismo te paras a pensar en tu equipo, te llevarás las manos a la cabeza por el potencial desaprovechado que tienes sentado tras una pantalla de ordenador. Pero no desesperes, lo más importante es haber reconocido el problema, y una vez hecho, poner en marcha alguna de estas iniciativas que sacarán a la luz los valiosos intraemprendedores que hibernan a tu alrededor:

  • Promueve espacios destinados a la generación de iniciativas. No hace falta que sean salas físicas, cualquier formación, taller o acción de gamificación puede sacar a la luz la mejor de las ideas.
  • Seguir y potenciar dichas iniciativas. ¿De qué nos puede servir poner a trabajar los cerebros de tus empleados si luego no les ayudamos a que sus proyectos vean la luz?
  • Que tu empresa sea el mejor conductor posible para que fluya el talento. ¿Tu comunicación interna es la más adecuada? ¿Tienes empleados formados y motivados? No podemos olvidar la importancia de compartir, de cocrear con los demás pero sobretodo, tenemos que apostar por ello. No podemos quedarnos atrás por el miedo al riesgo, tenemos que arriesgarnos por lo que creemos ya que al éxito se llega con la cultura del error.
  • Todos estamos más contentos cuando se nos reconoce el buen trabajo. Recuerda que tener un intraemprendedor en tu plantilla es un tesoro que tienes que cuidar. Un buen programa de innovación que reconozca e incentive, puede ser el vehículo0 que mantenga a tus empleados motivados para alcanzar la recompensa final.
  • Trabaja en tu propia filosofía de la innovación. La innovación y el trabajo interno no es una moda pasajera, potenciando esta manera de hacer las cosas, el éxito no dejará de llamar a tu puerta.

El talento como principal activo

Has visto que la teoría no puede ser más atractiva. Ahora solo te queda hacer un ejercicio de autocrítica y pararte a pensar en todo el potencial oculto que tienes a unos pocos metros de ti.

Hablar de intraemprendimiento es hablar de talento, es hablar de ideas innovadoras que nacen dentro de tu propia compañía, gestadas por los verdaderos embajadores de tu marca, aquellos que mejor te conocen y que mejor conocen al cliente, que saben sacar partido a tus debilidades y que más pasión ponen a la hora de defender tu causa frente a la feroz competencia. ¿Necesitas algo más para convencerte?

Descubre cómo el espíritu intraemprendedor se contagia, cómo el orgullo de pertenencia puede cambiar tendencias y cómo el Cliente en el centro es responsabilidad de todos en nuestro OPENSPACE el próximo 7 de Febrero. ¡Inscríbete aquí!

 

Comparte:
Javier Luxor: “Nos guiamos por nuestra mente”

Javier Luxor: “Nos guiamos por nuestra mente”

En nuestro día a día frases como “no puedo hacer esto”, “tengo muy mala suerte” o “nadie me entiende” se repiten y, a menudo, somos nosotros mismos los que las usamos tomando una actitud que, sin darnos cuenta, levanta barreras mentales que nos impiden alcanzar nuestros objetivos profesionales y personales. En nuestra última sesión de #OpenSpace el mentalista, Javier Luxor, nos ha demostrado cómo el pensamiento influye en lo que nos va sucediendo en la vida y cómo podemos manejarlo para hacer que trabaje a nuestro favor.

El pasado miércoles abrimos la nueva temporada de #OpenSpace con un invitado muy especial, y digo especial porque Javier Luxor no dejó indiferente a ninguno de los asistentes. Durante un espectáculo que duró aproximadamente una hora, el mentalista nos demostró cómo, a través de determinados mecanismos, podemos gestionar nuestra mente y eliminar los miedos o limitaciones que nos impiden alcanzar nuestras metas.

Durante su intervención, Luxor nos habló de las tres etapas que existen en la vida de una persona, etapas que podemos escalar o ascender. Y os preguntareis, ¿cuál es la diferencia entre una u otra? Pues bien, la escalada la entiende como algo práctico, relacionado con el deber o con lo que se espera de nosotros; en cambio, el ascenso lo define como un recorrido emocional, algo que se encuentra en nuestro subconsciente.

Así, según él, comenzamos nuestra andadura vital en lo que denomina “la vida enjaulada o vida frustrada”, que es aquella en la que los valores en los que hemos sido educados chocan con las creencias propias. De ahí vamos escalando hacia “la vida confortable o automática” en la que hacemos todo lo que se espera de nosotros: trabajo, casa, familia. Aquí nos volvemos personas acomodadas…acomodadas pero ¿satisfechas? Este es el punto de inflexión en el que iniciamos el ascenso hacia lo que llama “la vida enchufada, la vida que mola”, es decir, vivida con pasión acercándonos cada vez más a lo que queremos ser, y no a lo que se espera que seamos.

Pero para hacer este ascenso tenemos que estar decididos de a dónde queremos ir, hacerlo sin tener un plan b que nos desvíe de nuestro camino y alejar nuestra mente de pensamientos contaminantes que nos aparten de él. Para ello, Luxor nos aconseja guiarnos por nuestra intuición, que define como “la emoción que te dice qué hacer pero no cómo hacerlo”; aprender a usar las palabras, ya que estas “modelan el pensamiento, lo manipulan, persuaden e influencian”, y visualizarnos, “de forma creativa e intensiva”.

En definitiva, Javier Luxor nos viene a demostrar cómo nuestra mente o pensamiento condiciona cada uno de los aspectos de nuestra vida y nos anima a eliminar esas barreras cambiando el “no puedo” por el “puedo” y ayudándonos a ascender “pasito a pasito” nuestra propia montaña.

 

 

 

Comparte:
“La fuerza de tu Mente” y Javier Luxor, en Open Space

“La fuerza de tu Mente” y Javier Luxor, en Open Space

¿Alguna vez has oído hablar del liderazgo personal? ¿Te has preguntado cómo puedes gestionar tu mente para dominar tus miedos? ¿Has pensado de qué forma puedes motivarte para lograr tus objetivos? Existen diferentes maneras de encarar nuestro mundo personal y profesional y Javier Luxor tiene las claves. El próximo 19 de octubre reanudamos nuestras sesiones de #OpenSpace con uno de los mentalistas más reconocidos mundialmente.

La fuerza de la mente

Cuando se habla de mentalismo la imagen que solemos evocar se parece más a un hombre con ropa oscura que habla del más allá que a una persona que puede ofrecerte las técnicas para gestionar tu mente y conseguir tus sueños. Pero éste es un concepto antiguo.

Javier Luxor define al mentalista moderno, como un personaje con sobre-conocimientos que puede utilizar habilidades que el resto intuye que existen pero no son capaces de llevar al límite. Así, mediante sus conferencias, te enseña a conocer y trabajar tu mente para lograr tus objetivos personales y profesionales. ¿Y cómo consigue esto? Aplicando técnicas de alto impacto que te ayudan a gestionar los pensamientos, conseguir la motivación propia o alcanzar el liderazgo personal.

En nuestra nueva sesión de #OpenSpace podrás conocer, de la mano del mentalista más prestigioso de nuestro país, las claves para poner a trabajar tu pensamiento a tu favor y no en tu contra. Además, vivirás una experiencia diferente y divertida en primera persona.

Será un encuentro muy especial en el que ninguno de los asistentes quedará indiferente. ¡Anímate a acompañarnos!

Regístrate en nuestro #OpenSpace cuanto antes. Recuerda que las plazas son limitadas.

Información del evento

Día: 19 de Octubre de 2016
Hora: 19:00 hrs.
Lugar: OpenSpace. Oficinas Grass Roots. Avda Asturias 9, Planta 2, 28029 Madrid

 

¡Te esperamos!

 

 

Comparte:
Dani Delacámara: “Siempre tenemos que  disfrutar”

Dani Delacámara: “Siempre tenemos que disfrutar”

Disfrutar en el trabajo es la clave para que todo vaya sobre ruedas. Al menos esto es lo que nos quedó claro a los que tuvimos la suerte de disfrutar de una sesión de Diverworking, en nuestro #OpenSpace, con el monologuista Dani Delacámara.

Muchos se preguntarán ¿qué es el diverworking? Muy fácil, es la fórmula para disfrutar con tu trabajo. Al mismo tiempo, practicar esta técnica tiene múltiples beneficios: disminuye el estrés, aumenta la creatividad, fomenta el trabajo en equipo y mejora la motivación, entre otros.

Y, ¿cuáles son las claves para lograr esto? La primera de todas es gamificar, es decir, utilizar leyes del juego en los procesos laborales. Para el monologuista, la gamificación es una herramienta que ayuda a disfrutar en el trabajo. También es primordial ser un experto ya que eso te proporciona la habilidad de afrontar de manera resolutiva cualquier inconveniente; “puedes ser el mejor en lo que haces pero disfrutar te convierte en un experto”. Por último, habló de lo fundamental de planificarse para estar relajado, evitar los nervios y lograr que todo suceda según lo previsto; “no se puede disfrutar si no te has organizado bien”.

Además, cuando practicamos diverworking es muy importante dejar el ego a un lado. Las quejas o “nuestra ego center mind” a menudo suponen una barrera para nuestro disfrute, ya que condicionan el mismo a unas expectativas preestablecidas. Por ello, es esencial aceptar los cambios como si de elecciones se tratase; “es imposible disfrutar si no aceptas lo que está pasando”.

Para finalizar la jornada, Dani Delacámara realizó una reflexión sobre buenas prácticas que podemos seguir para afrontar con energía positiva nuestro día a día. Como el mismo dijo, “todos tenemos un gen ganador”.

Si quieres saber más sobre #OpenSpace, puedes visitar este enlace: http://www.grassrootsopenspace.com/

¡TE ESPERAMOS!

Comparte: