Tú puedes, si te dejan. La motivación, un camino de doble sentido.

Tú puedes, si te dejan. La motivación, un camino de doble sentido.

Creo que estaremos de acuerdo si decimos que todos queremos tener empleados y compañeros con motivación. Es lógico, a todos nos gusta trabajar en un entorno que estimule la creatividad y fomente que la gente tenga libertad para plantear sus ideas y hacernos avanzar. Ese es el escenario ideal.

Ahora, hay que ponerlo en marcha.

Y eso implica dar un paso importante. No basta con decirle a la gente: Tú puedes, hay que articular mecanismos y canales para que ese “tú puedes” se convierta en propuestas accionables. Es el momento de la escucha social, el buzón de sugerencias 2.0, y de crear espacios de contacto en los que poder plantear todas esas iniciativas.

Pero antes, hay que crear el ambiente propicio.

 

Fomenta la creatividad

A las personas nos cuesta compartir nuestras ideas, tememos ser juzgados, nos da miedo que piensen que estamos siendo proactivos solo para ganar puntos con los jefes… es muy humano. Así que lo primero es generar un ambiente en el que la gente sienta que puede expresarse con libertad y que fomente la creatividad.

¿Se puede lograr que la gente sea más creativa? Por supuesto. Partamos de la base de que todos somos creativos, algunos han hecho de ello su trabajo, y el resto en mayor o menor medida aplicamos la creatividad en nuestro día a día. Es un músculo, solo hay que ejercitarlo.

Brainstorming, procesos de Desing Thinking, dinámicas de grupo, talleres con especialistas… todas esas son buenas formas de fomentar la creatividad. Úsalas de forma sistemática, haz que tener un pensamiento creativo se convierta en un hábito y pronto tendrás un montón de ideas con las que trabajar.

Y un último consejo, las ideas no siempre vienen solas, inspíralas; motívalas. Crea briefings sobre temas especialmente interesantes para tu negocio y plantéalas como un reto a tus empleados.

 

Escucha con atención

Por supuesto no basta con crear mecanismos para que la gente sea creativa y haga propuestas. También hay que generar un espacio en el que esas ideas sean puestas en común y debatidas, porque en ese proceso las ideas se enriquecen.

¿Y ese espacio es físico? No necesariamente. Lo normal es que el espacio en el que presentar y discutir las ideas sea virtual, un muro en el que la gente vaya colgando sus propuestas y en el que el resto de compañeros puedan opinar. Eso es lo básico, pero sí quieres conseguir los mejores resultados, lo ideal es que los empleados tengan la posibilidad de defender en persona sus ideas, en un desayuno de trabajo o un pequeño evento en el que se sientan escuchados.

Porque esa es la clave. Tienen que sentirse escuchados. Necesitan saber que nos aportan y que sus ideas se tienen en cuenta. Y eso nos lleva al último punto.

 

Reconoce el talento y da un buen feedback

Ya tienes ideas, y ya has generado un espacio en el que exponerlas. Ahora solo te falta poner en valor a las personas que han tenido esas ideas. Y ¿qué pasa si la idea no es buena? Ese es el momento de dar un buen feedback. Ten en cuenta que ninguna idea es 100% mala, siempre hay algo que rescatar.

¿Y cómo se da un buen feedback? Hay una técnica que me parece muy útil, es el feedback sándwich, y la idea es muy sencilla. Empezamos con algo bueno, después incidimos en lo mejorable, lo que no encaja, y acabamos resaltando algo positivo. Por ejemplo: lo primero de todo gracias por tu idea, lo cierto es que ahora mismo no contamos con los recursos, no disponemos del tiempo…tenemos que centrarnos en alcanzar “x”. De todos modos, lo tendremos en cuenta de cara a nuevos proyectos/ retos y confío en que vas a seguir aportando nuevas ideas. Me encanta tu actitud/ Agradezco tu actitud.

Eso con las malas ideas. Con las buenas es donde deberías crear un mecanismo de reconocimiento, un programa de puntos, premios, plantear la posibilidad de que esas ideas se lleven realmente a cabo… Busca la fórmula que mejor te encaje.

En resumen, si quieres empleados motivados, empieza por motivarles tú.

 

Comparte:
El intraempredimiento como marca registrada

El intraempredimiento como marca registrada

El mes de enero es el mes de la ilusión, el único mes del año en el que todos partimos desde la casilla de salida. Aunque el cambio de calendario nos da algún disgusto, como el frío polar, la cuesta de enero, pagar los excesos o recordar lo cara que es una nueva agenda, nos brinda la oportunidad de cambiar nuestras rutinas, de reinventarnos, de ser mejores en nuestro desempeño, de emprender y dar forma a esa idea que ha permanecido meses hibernando en tu cabeza, una idea que no solo puede cambiarte a ti, sino que puede llegar a ser el punto de inflexión que tu empresa necesita para seguir siendo competitiva en el mercado actual. Enero y Febrero son los meses de los valientes, es el momento de dar ese paso hacia delante y demostrar que TÚ eres de esas personas que consigue que las cosas pasen. ¿Estás preparado para liarla?

De emprendedor a intraemprendedor

Lo único bueno que tienen las crisis es que te obligan a reinventarte. Desde hace unos años, muchos especialistas del sector defienden que nos encontramos en la era del emprendimiento, tiempo en el que las ideas fluyen, y en el que cualquier persona con una buena idea, puede hacer cambiar un mercado que se mantuvo inamovible durante décadas.

Pero los cambios no solo han afectado al mercado, sino que dentro de las propias empresas la filosofía interna ha ido mutando hasta colocar en el centro de todo al propio empleado, permitiendo que la información interna fluya de manera bidireccional con la dirección, trabajando por mejorar su experiencia de empleado y cuidando al máximo ese talento cada vez más difícil de encontrar.

La suma de todos estos factores ha provocado que llevemos tiempo escuchando hablar de otro término que dentro de las empresas ha cobrado mucha fuerza, estamos hablando del intraemprendimiento, pero, ¿sabes realmente lo que significa?

El intraemprendimiento como estrategia interna

Si el emprendimiento se desarrolla a nivel individual, partiendo en muchas ocasiones de cero, el intraempredimiento, por el contrario, se desarrolla estratégicamente en todos los niveles de la empresa, contando para ello con los recursos y apoyos de la compañía.

El intraemprendimiento ha surgido como una consecuencia natural de la nueva transformación clutural de las empresas. Permitir una mayor comunicación interna a todos los niveles, preocuparse por la formación de sus empleados y potenciar el talento, provoca que dentro de tus empresas se estén gestando menos perfiles profesionales que disfruten para que fluya sin control una ciclogénesis explosiva que cuestione el Status Quo y encontrar respuestas a sus ideas.

¿Cómo podemos potenciarlo?

No hace falta que te recordemos lo importante que es cuidar el talento. Seguro que, si ahora mismo te paras a pensar en tu equipo, te llevarás las manos a la cabeza por el potencial desaprovechado que tienes sentado tras una pantalla de ordenador. Pero no desesperes, lo más importante es haber reconocido el problema, y una vez hecho, poner en marcha alguna de estas iniciativas que sacarán a la luz los valiosos intraemprendedores que hibernan a tu alrededor:

  • Promueve espacios destinados a la generación de iniciativas. No hace falta que sean salas físicas, cualquier formación, taller o acción de gamificación puede sacar a la luz la mejor de las ideas.
  • Seguir y potenciar dichas iniciativas. ¿De qué nos puede servir poner a trabajar los cerebros de tus empleados si luego no les ayudamos a que sus proyectos vean la luz?
  • Que tu empresa sea el mejor conductor posible para que fluya el talento. ¿Tu comunicación interna es la más adecuada? ¿Tienes empleados formados y motivados? No podemos olvidar la importancia de compartir, de cocrear con los demás pero sobretodo, tenemos que apostar por ello. No podemos quedarnos atrás por el miedo al riesgo, tenemos que arriesgarnos por lo que creemos ya que al éxito se llega con la cultura del error.
  • Todos estamos más contentos cuando se nos reconoce el buen trabajo. Recuerda que tener un intraemprendedor en tu plantilla es un tesoro que tienes que cuidar. Un buen programa de innovación que reconozca e incentive, puede ser el vehículo0 que mantenga a tus empleados motivados para alcanzar la recompensa final.
  • Trabaja en tu propia filosofía de la innovación. La innovación y el trabajo interno no es una moda pasajera, potenciando esta manera de hacer las cosas, el éxito no dejará de llamar a tu puerta.

El talento como principal activo

Has visto que la teoría no puede ser más atractiva. Ahora solo te queda hacer un ejercicio de autocrítica y pararte a pensar en todo el potencial oculto que tienes a unos pocos metros de ti.

Hablar de intraemprendimiento es hablar de talento, es hablar de ideas innovadoras que nacen dentro de tu propia compañía, gestadas por los verdaderos embajadores de tu marca, aquellos que mejor te conocen y que mejor conocen al cliente, que saben sacar partido a tus debilidades y que más pasión ponen a la hora de defender tu causa frente a la feroz competencia. ¿Necesitas algo más para convencerte?

Descubre cómo el espíritu intraemprendedor se contagia, cómo el orgullo de pertenencia puede cambiar tendencias y cómo el Cliente en el centro es responsabilidad de todos en nuestro OPENSPACE el próximo 7 de Febrero. ¡Inscríbete aquí!

 

Comparte:
Desconexión e Inspiración: Por qué ducharse te hace más creativo.

Desconexión e Inspiración: Por qué ducharse te hace más creativo.

Hoy voy a hacer algo que no es muy correcto, voy a hablar de mí. Y es que me toca hablar de desconexión e inspiración y, como creativo, mi experiencia dice que la mejor manera de crear e inspirarse es estar pensando en otra cosa, estar desconectado. Si te digo que algunas de mis mejores ideas se me han ocurrido mientras me duchaba, ¿qué pensarías?

No es que higiene e inspiración van de la mano, no es eso, pero sí que es verdad que hace mucho tiempo que empecé a plantearme por qué las ideas surgían de manera más fluida y sencilla cuando estaba duchándome, o paseando, o en el gimnasio y no cuando estaba sentado frente al ordenador intentando tener una idea brillante.

Y después de darle alguna vuelta llegué a una conclusión: las ideas vienen cuando no estás pendiente de ellas, cuando desconectas. Así que amigos, estamos en plena época de ideas, verano, vacaciones, calor, más duchas, seguramente este sea el mejor momento para tener buenas ideas. Eso no significa que quiera que paséis vuestras vacaciones trabajando. Error. Lo que quiero es que hagáis el ejercicio de dejar que vuestra cabeza descanse, que se centre en el paisaje, en el libro que tengas entre manos, en tu tinto de verano en lo que sea que te distraiga y seguramente entonces esa idea llegará.

 

La inspiración se trabaja

A lo mejor da la sensación de que estoy pintando un mundo idílico en el que hadas y duendes acuden a nuestras cabezas para susurrarnos ideas maravillosas cuando estamos relajados. Nada más lejos de la realidad. La creatividad es un trabajo, un trabajo duro y la inspiración tiene que pillarte preparado.

¿A qué me refiero con preparado? Me refiero a que, para que las ideas lleguen, tienes que saber en qué estás pensado, es decir, tienes que tener tu brief en la cabeza, te lo tienes que haber estudiado bien, conocer tus necesidades, ser consciente de tus objetivos, cuantos más inputs mejor, y solo así, cuando menos te lo esperes, llegará la idea. Seguramente cuando estés haciendo cualquier actividad que no requiera demasiada concentración, cuando tú cabeza esté en otro sitio.

Releo lo que he escrito hasta ahora y me doy cuenta de que mi propuesta suena un poco hippie y new age. Nada más cerca de mi intención. Inspirarse es un trabajo, crear es un trabajo duro, por eso requiere estar en un estado mental adecuado, cuando más relajado y desconectado mejor.

 

Siempre es bueno tener un plan B

Vale, ya has desconectado todo lo que has podido, te has duchado 3 veces, has salido a correr, paseado al perro, y has intentado aprender a tejer bufandas y nada, la inspiración no llega. Es el momento de pasar al plan B. Relee el brief  una y mil veces, compártelo con tus compañeros, escucha a todos, siéntate en el ordenador y empieza a escribir, fuérzate, no seas vago. Recuerda, la creatividad y la inspiración son un trabajo, tú eres un artesano, no un artista y tienes que crear soluciones que resuelvan problemas, no simplemente generar ideas que te hagan feliz y sean bonitas, para eso están los museos.

Otra cosa importantísima a tener en cuenta: la inspiración llega de cualquier lado, no tengas prejuicios. Lee libros buenos y malo, ve películas de autor y telefilmes de media tarde, escucha música clásica y ve telebasura, cuantos más referentes tengas mejor, cuantas más cosas haya en tu cabeza más fácil es que salga algo de ella.

Y ahora, intenta desconectar, que estamos en vacaciones y si se te ocurre la idea de tu vida, si llega la inspiración apúntala, o díctasela a tu teléfono, una libreta es tu mejor amigo. Y si aun así la inspiración no llega, date una ducha, que con estos calores apetece y, a lo mejor, hay suerte.

Comparte:
Happy New Generation, apuesta por el talento joven

Happy New Generation, apuesta por el talento joven

TALENTO: Capacidad intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender las cosas o desarrollar habilidades con mucha facilidad.

Apuesta por el talento joven

Cuando hablamos de talento, hablamos de personas. El capital humano es lo que hace posible el éxito de una compañía por eso es importante contar con un equipo heterogéneo con unas capacidades, aptitudes e inteligencia distintivas. Estas personas son nuestra apuesta por talento joven. Además, la gestión del talento te da una oportunidad para dar voz, escuchar, co-crear y recoger aportaciones de valor.

En Grass Roots nos movemos en base a un latemotiv #SmileEnjoyInspire. Para nosotros es la forma más efectiva de despertar emociones, crear buenas experiencias y sobre todo de generar felicidad en empleados y clientes.

We Smile porque la sonrisa es fuente de confianza, tranquilidad y satisfacción. Es la expresión más positiva que tenemos y nos ayudan a acercarnos a nuestros objetivos diarios. También we Enjoy. Consideramos que el trabajo es diversión, disfrutar cada día con cada nuevo paso y cada nuevo éxito que hace crecer a nuestro equipo. Y we Inspire, ese momento en que surgen las nuevas ideas que aportan a cada uno de nuestros proyectos el toque diferencial y único.

Estos tres conceptos son el motor que mueve nuestra manera de hacer las cosas y que impulsan iniciativas como Happy New Generation nuestra particular apuesta por talento joven. Con este programa queremos ofrecer una oportunidad a esa nueva generación que ha apostado por una formación y evolución profesional continua. Millenials involucrados en equipos de trabajos reales en los que la diversidad generacional enriquece y aporta ese extra diferencial a cada uno de los proyectos.

Nuestros chicas de la primera edición de Happy New Generation, Cori, Marta, Fátima y Sandra, han demostrado su potencial y talento desde el minuto uno, implicándose desde cero en importantes e innovadores proyectos dentro de la compañía. Una de las aportaciones más significativas que han hecho hasta el momento está relacionada con nuestra red social corporativa, work&roll, basada en la comunicacion corporativa.

Nos inspiran las personas que sienten pasión por lo que hacen, que trabajan de forma positiva aportando ideas diferentes. Conoce más sobre nuestro programa y nuestra happy new generation.

Comparte: