Por qué una red social corporativa te ayuda a mover a tu compañía
3.5 (70%) 4 votes

Es un hecho que vivimos en un mundo cada vez más digitalizado en el que la manera y los medios para relacionarnos y comunicarnos con los otros han sufrido una evolución vertiginosa. Este fenómeno ha llegado también al mundo empresarial, provocando un cambio completo en las compañías que son cada vez más conscientes de la necesidad de adaptarse a este nuevo paradigma.

Estamos hablando de Transformación Digital entendida como una evolución a este nuevo universo. Un universo que se centra por un lado, en satisfacer las demandas de los clientes; por otro, en generarles mejores experiencias. Ante este escenario, nosotros nos peguntamos, ¿qué sucede con el cliente interno?

Cada vez son más las compañías que dan cuenta de la premisa “Empleados/colaboradores felices=clientes felices” y que denotan la necesidad de trabajar primero desde dentro, para conseguir brillar fuera. Y aquí está el reto. Cómo conseguir que tus empleados participen, se impliquen y colaboren en este camino de cambio que va desde la propia cultura de la empresa hasta la manera de relacionarnos con el mero cliente.

De estas y otras necesidades surge tecnología digital como la red social corporativa, una solución integral que refuerza la unión entre los empleados y la marca fortaleciendo la comunicación, los valores y, por tanto, aporta valor al negocio.

¿Por qué contar con una buena red social empresarial?

Una red social corporativa o red social empresarial nos ayuda a conocer a nuestro colectivo para adaptarnos a ellos y dar respuesta a su realidad. Los principales beneficios de contar con una herramienta de este tipo son:

Aumenta la productividad. Ayuda a tener empleados más formados, informados, motivados, reconocidos y en consecuencia felices.

Concilia. Satisface las demandas del personal interno, tanto profesionalmente como personalmente; creando una cultura de empresa preocupada por su equipo humano.

Conecta. Fomenta la colaboración y el trabajo en equipo.

Flexibiliza. Facilita un espacio de trabajo común y elimina las barreras físicas.

Simplifica los procesos. Promueve la comunicación interna facilitando el traspaso de información; el buscar, encontrar y compartir contenidos.

Motiva. Da visibilidad al talento interno mediante el reconocimiento y la incentivación por el trabajo bien hecho.

No solo hablamos de una herramienta digital, sino también de una planificación de acciones que tienen como objetivo dinamizar los contenidos que se quieren trasladar e incluso mejorar los procesos internos. Una red social empresarial constituye un espacio en el que compartir los valores corporativos, gestionar el cambio, centralizar la comunicación interna de la empresa, premiar e incentivar por el cumplimiento de objetivos y fomentar el reconocimiento, colaboración y agradecimiento entre compañeros.

Una red social corporativa diferente

En Grass Roots llevamos implementando, desde 2011, una red social corporativa diferente que nos permite ayudar a las compañías a abrir y establecer un canal bidireccional con sus colaboradores en un entorno nuevo, amigable, transparente y divertido.

Nuestra experiencia a lo largo de los años nos ha permitido aportar a nuestros proyectos un 40% de engagement de los colaboradores, más de un 60% de usuarios participando activamente y una gran mayoría de programas renovados. ¿Nuestra fuente de inspiración? La investigación continúa para dar respuesta a las demandas del mercado y las necesidades reales que surgen en las empresas.

Por tanto, podemos concluir que una red social corporativa es un canal flexible y maduro en el que se pueden apoyar los diferentes departamentos dentro de la misma empresa, ayudando a generar relaciones más fuertes con nuestros colaboradores.