Es usted un fenómeno Martínez, venga a cenar un día de estos a casa con su esposa.

Suena a chiste, o a película de López Vázquez, pero durante mucho tiempo las empresas entendían que incentivar a sus empleados era algo muy parecido a eso, o directamente ni se lo plateaban. Afortunadamente las cosas han cambiado, y mucho. Pero todavía queda camino por recorrer.

Y eso que la evidencia no puede ser más clara. ¿Quiénes son la cara de tu compañía? ¿Con quién tratan tus clientes? ¿Quiénes hacen que las cosas realmente funcionen? Efectivamente, los empleados, ¿y no sería maravilloso que hicieran todo eso con la mejor de sus sonrisas, sintiéndose respaldados por sus empresas y en un entorno agradable?

La respuesta es sí, porque como casi todo en esta vida las soluciones más sencillas son siempre las más eficaces y obvias. Así que no vamos a descubrirte nada que no sepas, empleados felices es igual a clientes satisfechos. Lo que sí que podemos hacer es darte algunas claves para crear y mantener programas de incentivos a empleados realmente eficaces.

 

¿Cómo pongo en marcha mis programas de incentivos a empleados ?

Una vez que tienes claro qué vas a premiar tienes que decidir el cómo. Lo más cómodo es crear una plataforma online de comunicación interna en la empresa en la que la los empleados puedan interactuar de manera sencilla. Eso es solo el comienzo, luego hay que dinamizar esa plataforma, mantenerla viva. Búscate excusas para hacerla atractiva, actívala de manera puntual con restos sencillos y llénala de contenido interesante.

Esa plataforma debería servirte para: comunicar los diferentes retos, informar de plazos, punto del reto en el que se encuentra cada uno de sus empleados y sobre todo mostrarles los premios a los que pueden acceder.

Los premios, parémonos un minuto a hablar de los premios, encontrar los correctos es fundamental. Tienen que ser motivadores, útiles y deseables, cuanto más amplio sea el catálogo mejor, pero sobre todo asegúrate de que haya regalos que permitan a tus empleados usarlos como quieran, por ejemplo, tarjetas de grandes superficies o de plataformas de compra online, o cajas de experiencias, regalos que ellos puedan usar de la manera que ellos quieran.

Si a estas alturas de la película estás planteándote que todo esto es un montón de trabajo y que no vas a tener tiempo para hacerlo, tranquilo. Hay empresas expertas en programas de incentivos como Grass Roots que pueden ayudarte a desarrollar y mantener tu plataforma. Algunas incluso cuentan con su propio catálogo de premios y se encargan de la logística de entrega. Busca su consejo y triunfarás.

 

¿Y cómo incentivo a mis empleados?

Hay tres claves: objetivos realistas, plazos razonables y premios atractivos.

Eso es fundamental. No peques de ambicioso, y ten paciencia, el secreto de estos programas es mantenerlos en el tiempo y hacer que estén vivos, y para eso necesitas que los empleados lo vean como un premio no como unacarga.

Así que platea objetivos realista, si no les frustrarás. Se razonable con los plazos, esto no es una carrera. Y busca regalos y premios que realmente les motiven. Piensa en ellos.

Y sobre todo, si necesitas ayuda acude a una empresa especialista en programas de incentivos a clientes , ellos serán tu partner perfecto.

Recuerda, trabajadores motivados, clientes felices.

 

Programa de incentivos a empleados, porque una palmada en la espalda no es suficiente.
5 (100%) 1 vote
Comparte: