Alfonso se considera una buena persona. Es el típico ejemplo de empresario hecho a sí mismo  que ha sido capaz de crear un imperio de la nada. Pero Alfonso no ha olvidado sus orígenes, lo que hace que siempre esté pendiente de colaborar con causas solidarias, ayudar en las mejoras de su antiguo barrio y acercar la tecnología a todos aquellos que no tienen posibilidad de tenerla al alcance de la mano.

Pero los clientes no saben eso, y para ellos lo único que importa es la marca, su imagen, lo que transmite y los productos que vende.

Los estudios de mercado hablaron alto y claro: la empresa de Alfonso no está bien valorada. Ha dado igual la inversión en I+D, las nuevas líneas de productos y las tarifas cada vez más competitivas, porque una pata del estudio situó a la compañía en el último lugar de su sector: la Atención al Cliente.

El problema ya está sobre la mesa, y aunque le ha costado, Alfonso ha acabado entendiendo que su equipo comercial es el que está en contacto directo con los clientes, y que es por tanto esa red de empleados la que marca la imagen que los clientes acabarán teniendo de su empresa.

Ha llegado la hora de tomar decisiones, y la primera de todas está clara: ¿Qué puede hacer Alfonso para mejorar la experiencia que viven sus clientes?

 

 La importancia de nuestra Red Comercial

Cuando hablamos de Red Comercial lo hacemos, sin darnos cuenta, sobre el verdadero corazón de la compañía. El comercial, asesor, teleoperador, visitador, técnico, especialista… es en la mayoría de los casos la primera toma de contacto de los clientes con nuestra marca, y de la misma manera que cuidas su selección con procesos mil veces estudiados, tienes igualmente que buscar el mejor método para mantenerlos motivados, enganchados a tus valores y, sobre todo, felices.

 

La transformación de las Redes Comerciales

¿Cuándo ha sido la última vez que te has planteado que tenías que hacer cambios en tus redes comerciales? Seguramente la respuesta será que cuando llegaron a tu mesa los balances negativos de un mes, de un producto que no acabó de venderse del todo bien o de un estudio de mercado en el que tus clientes daban un tirón de orejas a tu marca.

Las buenas prácticas del Engagement de empleado hace tiempo que llamaron a tu puerta, y en muchas compañías las actitudes reactivas antes los malos resultados han cambiado por modelos dinámicos en los que se busca el cambio y la implantación de novedades como arma para mantener buenos resultados comerciales.

 

¿Qué nos ofrece el sistema de incentivos?

Aunque lo que te gustaría es ser capaz de controlar cada paso que da tu red comercial, lo cierto es que la gestión por confianza debe guiar nuestro modelo. Lo que nos queda ahora mismo es quebrarnos la cabeza buscando el mejor sistema para guiar los pasos de nuestro equipo.

Las ventajas que te ofrece un buen sistema de incentivos son infinitas, pero te podemos enumerar algunas de ellas:

  • Enfocan los esfuerzos de los empleados en metas específicas reales
  • Ponen en valor la consecución de resultados y objetivos
  • Impulsan el trabajo en equipo siempre que sean objetivos comunes
  • Pueden ser tomados como un sistema de distribución del éxito

 

El incentivo como arma efectiva

Es un hecho que a todos nos gusta ver y sentir, que nuestro trabajo es reconocido y valorado. Para transmitir este mensaje a nuestra red comercial, podemos utilizar un arma tan efectiva y sencilla como los incentivos, ya sea por volumen, por margen o por necesidades del cliente que creamos necesario poner en valor.

¿Pero conoces las características principales que tiene que tener un buen incentivo lanzado a tus comerciales? Si nunca te has parado a pensarlo, te presentamos las 5 características principales que tendrá que tener tu campaña de incentivos para que sea un auténtico éxito:

  1. Creatividad y temática en la misma línea de tu target y el mensaje de la compañía.
  2. Modelo acertado, siempre cuidando el equilibrio entre el reto para alcanzar el objetivo y el incentivo entregado.
  3. Información permanente y actualizada con todos los integrantes de la red.
  4. Transparencia, con objetivos claros, premios marcados desde el principio y teniendo en cuenta que todo lo anunciado el primer día será palabra sagrada hasta el final de la acción a incentivar.
  5. Si, además, añadimos acciones de Gamificación a la fórmula, conseguimos aumentar su engagement con la compañía.

 

Motivación igual a éxito

Estamos viviendo tiempos de cambio continuo en lo que respecta a la relación entre la empresa y sus empleados. Esos años en los que una compañía solo se movía en función de su balance de resultados, han dado paso a una actitud móvil y cambiante que no solo reacciona ante lo que le llega del exterior, sino que busca la manera continua de adaptarse y mejorar.

La utilización de Sistemas de Incentivos bien enfocados, pueden marcar la diferencia en esta lucha continua por ser un poco mejor que la competencia, ya que tu principal arma es tu red comercial y cualquier acción o programa enfocado a mejorar su motivación y sus beneficios, puede marcar la diferencia entre el éxito o la caída en el infierno del olvido.

Las ventajas de incentivar a tu Red Comercial, el corazón de tu compañía.
5 (100%) 1 vote
Comparte: